Ya sabíamos que los cactus y suculentas estaban de moda, pero esta idea, en concreto, nos ha encantado. Y es que a los invitados de una boda les encantará llevarse a casa este precioso detalle.

Regalar a cactus o suculenta en una pequeña maceta, decorada con gusto, y que además lleve el nombre de su destinatario, resulta económico y original. Además, si se usan estas plantas para ambientar la boda, el invitado tendrá la sensación de llevarse una pequeñita parte de esta a su casa. Por otro lado son plantas que requieren unos cuidados muy básicos, por lo que quedarán encantados.

Estos son algunos ejemplos, esperamos que os sirvan de inspiración: