Los cuidados del Anthurium andreanum como flor cortada son muy sencillos y llevados correctamente a cabo, podemos asegurar que sus flores duren más de cuatro semanas en el jarrón de nuestro hogar. Tanto que durarán más que la mayoría de flores que le acompañan en el arreglo floral.

attractive-love

Lo importante es asegurarnos de comprar las ‘flores de Anthurium andreanum’ en buenas condiciones, que sean flores frescas. A partir de aquí, ya todo depende de nosotros.
Ya hemos adelantado que el Anthurium andreanum es originario de los bosques lluviosos tropicales de Colombia, Ecuador y América Central. Por ello la humedad, el calor y evitar un sol directo serán aspectos a tener muy en cuenta.
Centrados en cómo conservar más tiempo las flores de Anthurium andreanum, lo primero, ya sean comprados en una floristería o tienda especializada en el envío de flores a domicilio por internet, es desembalarlas y colocarlas en el jarrón.
Elegiremos un jarrón limpio, al cual añadiremos también agua limpia sin restos de cloro y a la que añadiremos si disponemos de él, un conservante de flor cortada. Este evitará que se desarrollen pequeñas bacterias y algas en el agua del jarrón y se concentren sobre la zona del corte del tallo… zona de absorción de agua, ya que son una de las principales causas que acortan la vida de cualquier flor.
Técnicamente, el agua es absorbida por los llamados vasos leñosos. Estos son como ‘pequeñas tuberías’ ubicados en las partes centrales del tallo y por donde circula el agua desde las raíces hasta las hojas (una vez elaborada la savia, esta desciende por los vasos liberianos que se encuentran por la periferia del tallo). Parte de esta agua, al igual que ocurre en nosotros, es evaporada mediante la transpiración, por lo que debe ser repuesta constantemente.
shell-coral
 Anthurium andreanum, al no tener raíces, absorben el agua por la base del tallo. Así que es recomendable que con la mayor frecuencia posible (a diario o cada dos días), se cambie el agua del jarrón… y cada tres o cuatro días, además se lave muy bien y en la medida de lo posible añadir un conservante de flor cortada si es posible.
Normalmente no tenemos un ramo sólo de flores de Anthurium andreanum, sino que vienen acompañado siempre por otras flores y sobre todo por los denominados verdes ornamentales. Por lo tanto, estas acciones se deben de realizar con todas las flores o verdes que componen el ramo ornamental.
Tanto la primera vez que colocamos las flores de Anthurium andreanum en el jarróncomo en las sucesivas veces coincidiendo con los cambios del agua, cortaremos las bases de los tallos de medio a un centímetro y de forma recomendada en diagonal al tallo (en bisel). El corte se realizará limpio y evitando ‘mascar’ la zona de corte. El motivo es renovar los cortes y con ello facilitar de nuevo una mejor absorción del agua. Y el porqué del corte diagonal… es doble: por una parte conseguiremos más superficie de absorción y por otra, evitaremos que el tallo descanse total y directamente sobre la base del jarrón, evitando la obstrucción de la zona de toma de agua.
Una vez el Anthurium andreanum en el jarrón, tendremos la precaución de colocarlos en un lugar con una buena iluminación pero sin incidencia de luz solar directa (por ejemplo desde una ventana). Con ello favoreceremos el mantener la intensidad de sus colores. Evidentemente procuraremos evitar su exposición en las zonas de fuertes corrientes de aire como por ejemplo al lado de radiadores de calefacción o salidas de los equipos de aire acondicionado, puertas que den al exterior, etc. Así, con estos simples cuidados del Anthurium andreanum como flor cortada, su máxima durabilidad está asegurada.
Fuente: floresyplantas.net
Flores de Anthurium andreanum